Comentario sobre mercado de México de Sergio Paz Vega

Comentario sobre mercado de México de Sergio Paz Vega

La temporada de exportación de aguacate de México para el Superbowl 2024 ha terminado. La semana 2 fue la de mayor número de embarques con 29,919 toneladas. Los embarques de México fueron consistentes durante todo el mes de enero logrando exportar el volumen que originalmente se había previsto por APEAM de 130,000 toneladas. Sin duda, este periodo representa el pico de producción y exportación de México, es en estas semanas donde la capacidad de la industria se pone a prueba en lo que se refiera a personal para cosecha, transporte de huerto a plantas empacadoras así como de origen a la frontera; pareciera que la capacidad de producción en las plantas empacadoras aún podría manejar un volumen mayor si fuera necesario.

Cada temporada desde el inicio de las exportaciones en 1997 ha sido diferente, y ésta no ha sido la excepción. Siendo el Superbowl el segundo domingo de febrero desde el año pasado, pareciera que el incrementar el volumen de esa manera desde la semana 2 era muy temprano, lo que no fue el caso ya que si bien los inventarios de fruta han sido más elevados de lo normal se mantuvieron dentro de los rangos que hemos visto en temporadas anteriores durante el mes de enero y a las semanas previas al Superbowl, siguiendo esta tendencia se esperaría que los inventarios vuelvan a su nivel normal para el viernes 16 de febrero.

La fruta de México seguramente mantendrá su participación de mercado en las próximas semanas hasta que California incremente sus cosechas. La fruta de México respecto a su nivel de materia seca, su calidad de maduración, vida post-cosecha y sabor está en su mejor momento del año, por lo que la industria está preparada para atender promociones con fruta de excelente calidad. Los importadores así como las cadenas de tiendas tendrán una fruta en la que pueden confiar y en el volumen que se requiera.

Otro reto para la industria mexicana para los próximos meses será el clima. El año pasado llovió por debajo del promedio y las lluvias más intensas fueron tardías. El clima normalmente empieza a cambiar en la segunda mitad de febrero, las altas temperaturas y la falta de agua podrían ser factores que inviten a los productores a cosechar y liberar a los árboles de estrés adicional durante los meses  de marzo a mayo que son los más cálidos y secos del año en las zonas productoras de Michoacán y Jalisco.

Por otro lado, ya se está presentando la floración regular en prácticamente todas las zonas productoras y se puede observar que es abundante y vigorosa, el riesgo de granizadas o heladas está por terminar y si no hay eventos de este tipo en las próximas 3 semanas, se podría asegurar que la cosecha de la próxima temporada tendría que ser abundante y de buena calidad. Sin duda el 2024 será un año muy interesante para la industria mexicana del aguacate, como lo han sido todos.

Sergio Paz Vega

sergio.paz@coliman.com