Mercado del aguacate: ¿Por qué bajan el volumen en Europa, los precios en China y los envíos de México a Estados Unidos?

Mercado del aguacate: ¿Por qué bajan el volumen en Europa, los precios en China y los envíos de México a Estados Unidos?

El Reporte Avobook W 23 muestra datos interesantes, comparando la misma semana de 2023 y 2024

Nadar en un mar de cifras es interesante, cuando los datos hablan. En el Reporte Avobook W23, los números dicen cosas que hacen que ese ejercicio sea atractivo.

Son al menos tres los hallazgos que aparecen al comparar la misma semana, entre 2023 y 2024: un descenso global en la presencia de aguacate en Europa; la idéntica tendencia a la baja de los precios en China; y la desaparición progresiva de la fruta mexicana en Estados Unidos, aunque -como todos sabemos- jamás llega a desaparecer.

En el caso de Europa, Perú es una de las principales causas del menor abastecimiento de aguacate, al mirar la foto tomada en la misma semana de 2023 y 2024. El viejo continente registra el volumen más bajo del producto desde febrero, mes en que este “bajón” se espera. Pero, en junio, lo común es acercarse a los 900 contendores, cifra que está muy lejos de lo cuantificado esta semana.

De hecho, en 2023 estaban arribando mil contenedores, de los cuales 734 eran de origen peruano. Esta vez, la semana 23 muestra 590. De ellos, 388 provienen de ese país que, aun así, lidera el mercado con un 65% de participación.

El descenso de producto entre ésta y la semana pasada se debe a la disminución de Sudáfrica, que cae en un 42%, pasando de 204 a 188 contenedores, tendencia que se viene dando desde hace tres reportes, aunque mantiene la décima parte del mercado. Le siguen Kenia (7,5) y Colombia (5%).

La norma general dice que, a poca disponibilidad del producto, le sigue un alza en el precio. Y así se confirma en los datos del Reporte Avobook W 23, donde España es un buen ejemplo. En ese destino, todos los calibres se han valorado, principalmente medianos y pequeños, que llevan dos semanas empinándose.

Aguacate de México disminuye en Estados Unidos… pero por un rato

Cuando en Estados Unidos se esperaba una arremetida de aguacate de California, el feriado del Memorial Day (27 de mayo) hizo que su volumen bajara, por el día menos de trabajo en las cosechas. Pero sigue equiparándose con México, que cada vez va cayendo más su participación en ese mercado.

Eso sí, la reducción de la fruta azteca fue mínima en el reporte de semana (100 mil libras), pero es un hecho que seguirá cayendo, debido a que la cosecha de Michoacán y Jalisco está concluyendo. En inventario, el aguacate de California también se le acerca, con 24,5 millones de libras, mientras México se queda con 27,3 millones.

Pero no es que México se esté durmiendo. Es más bien un “pestañazo”, pues en dos semanas se espera la entrada con fuerza de la temporada de “la flor loca”, que recuperará su poderío entre los consumidores del país del norte.

Y aquí un dato que puede servir de proyección, al mirar el 2023. El reporte de la semana 23 de Avobook de ese año, mostró que el punto mínimo de volumen mexicano fue en la semana 29. Eso podría repetirse.

Perú aprovecha esos espacios y llegó al mejor nivel de este año, con 3,5 millones de libras. La activación de Colombia en ese mercado se hace notar, porque sigue a Perú desde muy cerca, con 3,3 millones de libras.

Otro dato relevante es que el precio promedio en el campo subió en un 18%, tendencia similar a la que reportaba Avobook en igual fecha del año pasado. De hecho, esto también podría verse en la fruta en exportación. A mediados junio de 2023, los precios saltaron de 30 a 60 dólares, en cosa de dos semanas. Claro que fue un fenómeno breve, pero hay que estar atentos por si se reitera.

China sigue castigando precios, pero sobre un piso más alto

En China, el volumen mantiene en misma lógica de las semanas previas: tiene pequeñas variaciones al alza y la baja, lo que hace difícil predecir lo que pasará. No es así en el precio, que lleva 3 semanas cayendo en todos los calibres. El calibre 30 ahora disminuyó un 23%, en comparación a la semana pasada.

Si vamos a los datos del año pasado, veremos que esa línea descendente de la semana 23 no es muy novedosa, pues es casi calcada al mirar 2023 y 2024. Sin embargo, el piso desde el cual se construye es diferente, porque si bien hay una tendencia semanal a la baja, lo hacen sobre un precio bastante mejor que el del año anterior. En 2023, la valorización empezó a levantar en la semana 25.

Todo lo que pasa en China, depende de cómo le vaya a Perú, que es el dueño y señor de los embarques, espacio que comparte con alguna mínima participación de otros orígenes.

Eso sí, se espera que Sudáfrica haga sus primeros arribos entre mediados y finales de junio, respondiendo a la necesidad de destinar más volumen de su producción a un destino más cercano a Europa, donde -como vimos- seguirá disminuyendo.