La industria del aguacate en Sudamérica y sus desafíos

La industria del aguacate en Sudamérica y sus desafíos

El investigador y especialista en postcosecha, Bruno Defilippi, quien ocupa el cargo de director en INIA La Platina, ofreció un análisis exhaustivo sobre la producción actual de aguacate en Chile, Perú y Colombia durante su participación en el evento denominado Territorio Aguacate.

En una entrevista, Defilippi señaló los desafíos fundamentales que enfrentan los países del hemisferio sur en la producción de aguacate Hass. Destacó la importancia de un manejo agronómico adecuado desde el cultivo, abordando aspectos como la nutrición, riego y control de plagas para obtener una calidad óptima en la fruta. En sus palabras, «lo primero es partir con un manejo agronómico adecuado desde el campo».

Subrayó la relevancia de determinar el momento preciso de cosecha para garantizar la calidad organoléptica y la resistencia al transporte, además de la necesidad de implementar tecnologías de postcosecha para prolongar la vida útil del producto. Según sus palabras, es crucial «evitar vender una fruta ‘vieja’ en términos de días entre cosecha y consumo».

Defilippi destacó que el contenido de aceite es el atributo principal de calidad en la palta Hass, seguido por atributos visuales como tamaño, color y ausencia de daños. También enfatizó que los mercados demandan una calidad global que equilibre todos estos aspectos para asegurar la repetición de compras por parte de los consumidores: «La calidad es llegar con una palta que posea un balance entre todos los atributos».

Respecto a la importación de palta peruana por parte de Chile, indicó que seguirá siendo una práctica común, ya que Chile necesita de otros proveedores durante sus temporadas de baja producción.

En cuanto a los desafíos climáticos, mencionó la sequía prolongada en Chile y otros eventos extremos, como altas precipitaciones en Colombia, que impactan significativamente la calidad y vida útil del aguacate.

Sobre las tecnologías en la industria, resaltó la necesidad de optimizar las existentes, como el control de temperatura, y mencionó que hay espacio para mejoras en la sanitización y el uso de fungicidas.

Al referirse a Territorio Aguacate, Defilippi elogió la amplitud de temas tratados en el evento y su relevancia para todos los países productores, abordando aspectos como cambio climático, responsabilidad social y economía circular. Según sus palabras, «Territorio Aguacate convocó a más de 130 empresas y 3000 asistentes, siendo sin dudas uno de los mayores eventos técnicos comerciales en Latinoamérica para esta fruta».

 

Fuente: Portal Frutícola